Fundación de Habaneras Teresa Pérez Daniel

Trovadas

La iniciativa de recuperar la habanera popular terracampina no estuvo exenta de dificultades, fatigas, sombras…, nada que no pudiera solventarse dado el empeño y esperanza sustentada por los organizadores, para despertar el canto que aletargado dormitaba dentro de cada uno de nosotros, pero vivo, heredado por transmisión oral de nuestros mayores. Con los cantos tradicionales nos legaron la habanera, melodía balanceante comolas olas, nostálgica y sensual —con sabores ultramarinos— merecedora de ser rescatada en un esfuerzo colectivo, para impedirla sucumbir ante el vertiginoso ritmo de las nuevas corrientes.

La primera recopilación se inicia con Castilla canta habanerasde Teresa Pérez Daniel. El libro, en su presentación en Mayorga organizada por la comisión del V Centenario en septiembre de 1992, suscitó algarabía positiva y observamos cómo la mayoría de los asistentes cantaban las habaneras sin el deterioro del paso del tiempo, pero insuficiente a la hora de recuperar nuestra melodía.

Presentación del libro Castilla Canta Habaneras, con Mª Salgado, Port-Bo y los organizadores

¿Cómo se podía canalizar el entusiasmo que afloraba en torno a la publicación? En una visita a casa de Carlos Maniega, ambos, Teresa Pérez Daniel y Carlos, decidieron elaborar un proyecto para presentarlo en la Diputación de Valladolid. Desde el primer momento dicha entidad acogió positivamente la iniciativa de un nuevo espacio cultural en la provincia de Valladolid y nos convocaron a una reunión, en enero de 1993, con el Presidente, Juan Antonio García Calvo, los responsables de cultura, turismo, Miguel Ángel Maniega, Joaquín Díaz… Fueron unos encuentros agradables. En una de aquellas reuniones manteníamos sesudamente una controversia sobre la denominación a otorgar al encuentro, pero una vez más fue Joaquín Díaz quien nos iluminó al sugerirnos la palabra Trovada; a todos nos pareció fantástica la idea y, así, pusimos la primera piedra hacia la historia de nuestros encuentros en Mayorga con el género musical, la habanera, y convocamos la I Trovada de Habaneras en Mayorga, Valladolid, los días 6 y 7 de agosto de 1993. Lo conseguimos y nuestra plaza Mayor vibró, amenizados por La Bazanca, con Paco DíezCoral Almirante Enríquez, de Medina de Rioseco, María Salgado y el grupo Port-Bo de Calella de Palafrugell,con todo un pueblo cantando al unísono, ante la expectación de algunos concurrentes.